Centro de estudios peronista José Armando Gonzáles - Ateneo: Nelly A. Moscheni de Gonzáles. Fundado el 08-10-2011.
  Derecho de Resistencia
 




Derecho de Resistencia

 

                                                           El  Derecho de Resistencia consagrado en el nuevo Art. 36 de la Constitución Nacional, como corolario del hecho histórico concreto de la “Resistencia Peronista” en la Argentina de 1956 en adelante es incorporado en la Reforma de la Constitución Nacional de 1994 y  expresa: 

Nuevos derechos y garantías. Art. 36.- Esta Constitución mantendrá su imperio aun cuando se interrumpiere su observancia por actos de fuerza contra el orden institucional y el sistema democrático. Estos actos serán insanablemente nulos. Sus autores serán pasibles de la sanción prevista en el artículo 29, inhabilitados a perpetuidad para ocupar cargos públicos y excluidos de los beneficios del indulto y la conmutación de penas.  Tendrán las mismas sanciones quienes, como consecuencia de estos actos, usurparen funciones previstas para las autoridades de esta Constitución o las de las provincias, los que responderán civil y penalmente de sus actos. Las acciones respectivas serán imprescriptibles. Todos los ciudadanos tienen el derecho de resistencia contra quienes ejecutaren los actos de fuerza enunciados en este artículo. Atentará asimismo contra el sistema democrático quien incurriere en grave delito doloso contra el Estado que conlleve enriquecimiento, quedando inhabilitado por el tiempo que las leyes determinen para ocupar cargos o empleos públicos. El Congreso sancionará una ley sobre ética pública para el ejercicio de la función.”. 

 

                                   Según la publicación en CDR del Ministerio de Justicia de la Nación – Centro de Estudios Jurídicos y Sociales, respecto  de la Reforma de la Constitución Nacional de 1994, el 19/20 de Julio de 1994, en su sesión Plenaria Nº 03, Reunión Nº 12, punto IV Dictámenes de Comisión, Orden del día Nº 4- 7- 94 De participación democrática, Dictamen en los siguientes proyectos sobre DEFENSA DEL ORDEN CONSTITUCIONAL Y EL SISTEMA DEMOCRÁTICO: se presentaron 56 proyectos: TC 3, 60,72, 118, 149, 243, 425, 481, 542, 559, 568, 578, 618, 668, 671, 695, 783, 791, 792, 828, 855, 866, 867, 868, 871, 902, 954, 994, 1038, 1045, 1077, 1’93, 1107, 1126, 1152, 1158, 1162, 1172, 1257, 1260, 1294, 1311, 1314, 1315, 1343, 1357, 1370, 1391, 1399, 1402, 1435, 1456, 1496, 1508 y 1570.

 

                                   El texto aprobado del nuevo Art. 36, resulta entonces un reconocimiento institucional para los tiempos, de la propia historia argentina en la que los hechos de fuerza, la violencia política y el rompimiento del orden constitucional afectaron gravemente la vida y el desarrollo institucional de la Nación Argentina.

 

                                   Tiene la virtud de  terminar para siempre, de modo taxativo con la ignominiosa doctrina de facto de la corte suprema de injusticia  que justificó el rompimiento de la vida institucional a partir de la teoría del hecho consumado del golpe de Estado. Sostiene este nuevo Art. 36 la vigencia e imperio de la Constitución Nacional, declarando la nulidad de todo acto producido por gobiernos ilegítimos, sujetándolos a la pena de los infames traidores a la Patria y estableciendo la imprescriptibilidad de las acciones pertinentes.

 

                                   La consagración expresa del derecho de resistencia a la opresión contra tales actos de fuerza que declara insanablemente nulos y, la imprescriptibilidad de las acciones para reclamar esa nulidad y las responsabilidades personales contra sus perpetradores, manifiestan de modo indubitable el repudio institucional contra tales procederes, así como el derecho – deber de todo ciudadano a oponérseles.  Y es de suyo el reconocimiento histórico e institucional del valor de la “RESISTENCIA PERONISTA”.

 

                                    Partiendo de la valoración de la Resistencia Peronista, fenómeno colectivo espontáneo, consagra el derecho de resistencia contra dichos actos de fuerza y sus autores.

                                   Este Derecho de Resistencia, podría describirse como el derecho a la desobediencia civil ante los actos de autoridades ilegítimas.

                                   Su precedente histórico, La Resistencia Peronista, fue en esencia eso, la desobediencia, el no acatamiento a las disposiciones de la fuerza arbitraria, fue el valiente ejercicio individual, grupal y colectivo,  de una especie de derecho de legítima defensa institucional, que oponiéndose al sedicioso ursurpador del poder, desoía sus mandatos y sus disposiciones, recalcándole día tras día,  de mil formas diferentes la inmoralidad de su estadía en las magistraturas del país, y la infamia de su ilegítimo y sanguinario ejercicio del poder público. Sus herramientas fueron: la desobediencia, el sabotaje, la oposición permanente y sistemática a todo lo obrado por los fusiladores.  Su ámbito: la clandestinidad, única manera de preservar sus vidas. Su motivación: la vuelta de Perón y la recuperación de sus derechos a una vida digna.

 

                                   En la República Argentina, el derecho de resistencia como queda consagrado en el nuevo Artículo 36 de la CN,  comienza a ejercerse luego del derrocamiento del régimen del segundo gobierno de Perón, contra la llamada “Revolución Libertadora” del 16 de septiembre de 1955.

                                   Aquí se trata del derecho de resistencia o rebelión contra gobiernos ilegítimos,  que clausuran derechos fundamentales de las personas, o bien cuando todo un pueblo o parte de él,  reacciona frente a la opresión de un régimen de gobierno arbitrariamente instaurado.

 

                                   El caso de la Resistencia Peronista, fue muy particular, surgió como un fenómeno colectivo y espontáneo, al principio sin coordinación y  posteriormente organizado de diversas formas, reaccionando contra el quebrantamiento de las instituciones constitucionales del país, atropello consumado por sediciosos que contaron con buena parte de la sociedad civil para llevar a cabo sus tropelías. Tal la triste y vil memoria de los denominados “Comandos Civiles” que enajenados de felicidad por el derrocamiento de Perón, salieron a las calles arrastrando los bustos de Perón y Evita, organizaron la quema de libros, revistas y todo elemento vinculado al Peronismo,  para organizarse luego como “Comandos Civiles” a las órdenes directas de la Junta Consultiva.

                                   También el  nuevo Art. 36 consagra expreso castigo para esos cómplices civiles y/o colaboradores de cualquier naturaleza que fueren de tales vilezas.

 

                                   El sustrato, una parte de sus cimientos, o su razón de ser, era el “odio” desembozado contra el reconocimiento y goce de derechos civiles, sociales y políticos que el Gobierno Peronista le había acordado institucionalmente a los trabajadores del país. De allí que la esencia y su nombre “Resistencia Peronista”, resultó por el hecho mismo que todos los restantes partidos políticos avalaron el derrocamiento del legítimo gobierno del Gral. Perón.

                                   El Odio Antiperonista:

                                   El Peronismo  dejó atrás para siempre, la etapa de la historia nacional, en la que los trabajadores eran objeto de agravios en miles de formas expresados, por resultar en todos los casos, la vulneración de su dignidad personal. Una especie de condición sub humana, un apartheid de nuestra historia, una forma de tratar a la peonada, a los negros, a los grasas, a los sirvientes. Tan crueles calificativos denuncian per se, la discriminación oligárquica argentina, para con sus hermanos trabajadores.

 

                                   Esa y no otra, fue la causa esencial del “odio antiperonista”. Jamás se le perdonará a Perón ni a Evita, haber sentado a la mesa de las decisiones políticas a los trabajadores argentinos.

 

                                   Lo que ese odio  no les permitió advertir a los reaccionarios oligárquicos, fue que la obra y pensamiento de Perón, había dado nacimiento a un nuevo Sujeto Político en la vida Argentina: LOS TRABAJADORES.

 

                                   En medio de esa Revolución en Paz, y junto a ella vendría la estratégica labor del Líder, de organizar a la masa de trabajadores, mediante la difusión y enseñanza de una doctrina política, con la que avanzó en la década más feliz que conocieran los humildes de nuestra Argentina. Dignidad, Inclusión Social e Igualdad de posibilidades en el ascenso y movilidad social, fueron las notas distintivas de una etapa del país que señalaría para los tiempos un antes y un después en la vida de la Nación.

 

                                   Una nueva filosofía de la vida, simple, práctica, popular, profundamente cristiana y profundamente humanista; que fue capaz de concretar el más portentoso proceso de inclusión social que haya conocido la humanidad, esa fue la razón de ser de la Revolución en Paz del Peronismo.

 

                                   La Doctrina Peronista, que dio a luz al Justicialismo, se irguió orgullosa ante el mundo, proclamando su superación e independencia  tanto del liberalismo individualista y su correlato capitalista,  cuanto del totalitarismo marxista y su expresión colectivista. Perón enseñaba, que distábamos de ambas ideologías surgidas en 1789 una y la otra en 1848. La Doctrina Justicialista ve la luz en 1948. con la Tercera Posición.  El pueblo Argentino, comprendió inmediatamente la importancia singular del planteo de su Líder, inmortalizando esta Ideología Argentina en el pristino apotegma “NI YANQUIS, NI MARXISTAS;  PERONISTAS”.

                                   Enseñaba el Gral. Perón en su Filosofía Peronista: “… una filosofía política, proveniente de un fondo religioso sólido, intenta establecer los límites entre posibles y tentadores extremos ….

 

                                   Esta acción estratégica de Perón de organizar a los trabajadores, de difundir su Doctrina Política, de concebir a la comunidad organizada (Tesis con la que cerrara el Congreso Internacional de Filosofía en Mendoza en 1950), es la estructura sobre la que -en los tenebrosos años que comenzaron con la Revolución Libertadora- se cimentaría la existencia de la Resistencia Peronista.

 

                                   Lo significativo, lo que se ha querido silenciar durante estos 55 años que pasaron desde 1955, es que los actores de aquella gloriosa “Resistencia Peronista”, fueron obreros, mujeres amas de casa, simples comerciantes, algunos militares leales a Perón, etc., es decir una multiplicidad de expresiones de Ciudadanos Argentinos que comprendiendo la malignidad institucional del golpe de Estado y la criminalidad impiadosa de sus actores, no dudaron en arriesgar sus vidas en esa lucha por el retorno de Perón al gobierno y en defensa de la Patria y la Constitución Nacional de 1949, derogada descaradamente por un bando militar.  Aún hoy se identifica esa lucha de la Resistencia Peronista con la frase: “La vida por Perón”, ni más, ni menos.

 

                                   Y su consigna complementaria “Perón Vuelve”, con la V y la P.

                                   Es decir, que los actores de aquella heroica Resistencia Peronista,  fueron personas humildes, el pueblo, sin aditamentos, hombres y mujeres simples que hicieron gala de sus valores morales, lo que les concedió la entereza para llevar adelante esa lucha, que duraría 18 años hasta la vuelta del Líder desde el exilio, para asumir su Tercera Presidencia.  Ninguno de los Resistentes, exclusivamente Peronistas, pretendió jamás reconocimiento o recompensa alguna,  como no fuese la vuelta de Perón. Y como toda lucha política trascendente, a los que ocasionalmente ocuparon después la dirección del movimiento, poco les importó la nobleza de los resistentes.  No  sólo no los reconocieron,  sino que trataron por todos los medios de borrar la memoria de esa gesta de dimensiones épicas. Y más de uno desprestigió al Movimiento Peronista con sus acciones corruptas.

                                   La Resistencia Peronista, fue la prueba indubitable de los valores morales, de la cultura del trabajo, y de una revolución en paz en beneficio de la Patria, que el odio oligárquico no pudo derrotar jamás.

                                  

 

                                   Finalmente  no puede precisarse el condigno castigo que merecen aquellos que privaron a la Nación Argentina de la inteligencia de Perón durante 18 años para bienestar de todo su pueblo.

 

                                   Como decía el Gral. Perón concebimos al hombre como materia y espíritu, inteligencia y corazón, individual pero social, material pero trascendente, limitado pero infinito y con esta doctrina enfrentamos a un mundo que se derrumba por haber destruido al hombre, por haberle arrancado su espíritu, por haberlo alejado de Dios, y pretendemos restaurarlo hasta devolverle las alturas de su excelsa dignidad humana, imagen y semejanza del Creador.

                                   Queden con su conciencia los que pretenden aprisionar con mano de hierro las justas protestas de necesidades o los que quieran sumir a este pueblo en un rencoroso régimen de trabajos forzados sin compensaciones y sin alegrías.

 

                                   Queridos Compañeros de la Resistencia Peronista, su lucha no ha sido en vano!!!

                                   Asoma un nuevo día y soplan nuevamente los vientos favorables de la historia para reparar las injusticias. Tomando de sus manos la antorcha encendida de la Justicia Social y la Dignidad Humana, continuaremos la construcción de aquella Nueva Argentina Justa, Libre y Soberana que soñaran, de la mano de nuestra Doctrina.  Es tiempo más que de dómines y vigilantes, de profetas y de apóstoles!!

                                   ¡Que Dios Bendiga a la Resistencia Peronista!

 

                                   Alejandra E. Gonzáles Moscheni

                                            Magister - Abogada

 






Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su mensaje:

 
  Hoy 9287 visitantes¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=