Centro de estudios peronista José Armando Gonzáles - Ateneo: Nelly A. Moscheni de Gonzáles. Fundado el 08-10-2011.
  José María Castiñeira de Dios
 

JOSE MARIA CASTIÑEIRA DE DIOS

 


FUENTE: WIKIPEDIA

 

José María Castiñeira de Dios

José María Castiñeira de Dios (Ushuaia, Tierra del Fuego, 30 de marzo de 1920 - 2 de mayo de 2015)

1 fue un poeta, escritor de vasta obra y funcionario público en el campo de la cultura.

2 3 Fue alumno del poeta y novelista Leopoldo Marechal (1900-1970) y desde los 18 años, produjo una veintena de libros, entre ellos Del ímpetu dichoso (1942), por el que obtuvo el Primer Premio de Literatura de la ciudad de Buenos Aires.

2 En 2009 publicó su obra completa en poesía en un tomo que tituló Obra, 1938 - 2008, y que editó la Universidad Nacional de Lanús.

Juventud

Había nacido en Ushuaia el 30 de marzo de 1920. A los 20 años, su poema "Elegía del clavel" se publicó en el suplemento literario de LA NACION, que dirigía Eduardo Mallea. A los 21 años, con su poema "Del ímpetu dichoso" ganó el Primer Premio Municipal de Literatura junto con Manuel Mujica Lainez y Silvina Bullrich.4

En el peronismo

Castiñeira de Dios integró el núcleo fundador del justicialismo. En el periodo 1944-1955, estuvo entre los primeros hombres que integraron la Junta Pro-Candidatura del Coronel Perón. Trabajó junto a Eva Perón y creó la Peña de Eva Perón que ella habrá de presidir. Después del golpe de Estado de 1955 fue designado por Perón miembro del Comando Táctico en la Resistencia.

En la función pública

Entre 1950/52, ocupó cargos nacionales como los de Director General y, luego, Secretario de Cultura; fue Director de la Biblioteca Nacional; Secretario de Estado en Prensa y Difusión de la Presidencia; Director Nacional del Libro y Secretario de Estado de Ética Pública. Además director general de Cultura del Ministerio de Educación, presidente de la Comisión Nacional de Cultura y presidente del Instituto Nacional Sanmartiniano, cargos de los que fue expulsado tras el golpe de 1955. 5

Presidió la Comisión Nacional de Cultura, y el Instituto Nacional Sanmartininano (en el Año del Libertador San Martín). En 1956 el dictador Pedro Eugenio Aramburu firma el 5 de marzo el decreto-ley Nº 4.161 que prohibió hasta el uso de determinadas palabras ligadas al peronismo, que incidió en la labor de periodistas y autores, instalando la censura en diferentes medios a lo que Castañeira se opuso. En pleno régimen militar autodenominado Revolución Libertadora fue uno de los miembros del Comando Táctico de la Resistencia Peronista, designado por el propio Perón desde el exilio.6

Fue Director en el Fondo Nacional de las Artes (1973/74);

Director de la Biblioteca Nacional (1989/92);

Secretario de Estado de Cultura de la Nación (1992/94);

Secretario de Estado a cargo de la Oficina de Ética Pública de la Presidencia de la Nación (1997) y

Asesor Presidencial con rango de Secretario de Estado, “ad-honorem” (1998).

Durante tres años, por reelección anual sucesiva de la Organización de los Estados Americanos con sede en Washington D. C., fue presidente de la “Comisión para la Educación, la Ciencia y la Cultura” y vicepresidente de la “Comisión Nacional Argentina ante la UNESCO”.2 Ffue presidente de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE) y miembro honorario de la Academia Argentina de Letras. Fue distinguido como Personalidad Destacada de la Cultura y Mención de Honor Domingo Faustino Sarmiento, que otorga el Senado de la Nación.7

Actividad privada[editar]

Fue responsable de campañas publicitarias para las heladeras Saccol, los caldos Knorr Suiza y el té Cross & Blackwell, y ocupó cargos gerenciales en Fiat, Nestlé y McCann Ericson.8

En el ámbito de la cultura[editar]

Académico Honorario de la Academia Argentina de Letras,

Académico Correspondiente Hispanoamericano de la Real Academia Española en la República Argentina,

Académico Emérito de la Academia Nacional de Periodismo,

Académico Emérito de la Academia Nacional Sanmartiniana y

Miembro de Honor del Instituto Nacional Belgraniano y del Instituto Nacional Newberiano.

Presidió la Sociedad Argentina de Escritores.2

Fue profesor honorario de la Universidad del Salvador.2

Méritos y honores

Es considerado uno de los poetas más representativos de la "Generación del 40".

En 1983 la Sociedad Argentina de Escritores le otorgó la “Faja de Honor” por su producción literaria y en 2003 el Gran Premio de Honor “por su obra literaria, su permanente apoyo a los escritores argentinos, su desempeño como Presidente de la Sociedad Argentina de Escritores y su ejemplaridad ética”.

En 2003 la Legislatura de la provincia de Buenos Aires le otorgó el premio Martín Fierro “por su trayectoria literaria y su invalorable aporte a la cultura bonaerense”. También en 2003, la Fundación Argentina para la Poesía le otorgó el Gran Premio de Honor “por su valiosa e importante trayectoria y por el aporte que ello ha significado en el desarrollo de nuestra cultura”.

En 2004, fue honrado por la Cámara de diputados de la Nación entre los "Mayores Notables" del país "por su vida, por su obra, por su ética que ha honrado a su patria con su accionar".

El Instituto Nacional Sanmartiniano le otorgó las “Palmas Sanmartinianas”.

Su provincia natal lo honró en forma reiterada: la Legislatura de Ushuaia lo designó “Ciudadano Ilustre” y el Gobierno de Tierra del Fuego “Ciudadano Benemérito”.

En 2008 la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires lo distinguió con el título de “Personalidad destacada de la Cultura”.

En 2009, recibió la distinción de Personalidad Destacada de la Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, por una vida de militancia peronista y católica.

El 25 de agosto de 2010 el Senado de la Nación aprobó un proyecto de declaración expresando “su reconocimiento a su trayectoria”.

En 2014 recibió la Mención de Honor Domingo Faustino Sarmiento otorgada por el Senado de la Nación por iniciativa del senador fueguino Jorge Alberto Garramuño.9

En el mundo

Fue condecorado por

España Gran cruz de la Orden del Mérito Civil

Caballero de la Orden de Isabel la Católica

Francia, con el grado de “Caballero de la Orden de las Artes y las Letras”.

Es miembro de Honor de la “Orden da Vieira” de Galicia (España).2

Reconocimientos de la Iglesia católica[editar]

Según el Cardenal Primado Antonio Quarracino, fue “la voz más alta de la actual poesía católica argentina”.

La Iglesia argentina le otorgó el premio José Manuel Estrada, concedido “a quienes han hecho una obra maestra de su vida y su obra” y la Comisión Arquidiocesana para la Cultura lo designó “Maestro de las Letras Argentinas, en reconocimiento de su obra poética”.

En la XII Exposición del Libro Católico se le otorgó el primer premio en poesía, “Faja de Honor Leonardo Castellani”, a su libro “Poesía Religiosa” y en la XV Exposición del Libro Católico se le concedió el premio más alto que la misma otorga, la “Estatuilla Padre Leonardo Castellani, en reconocimiento a quienes hayan contribuido con su producción, obra, aplicación y trabajo a la difusión de los valores intelectuales en nuestro medio, con una conciencia de servicio y un anclaje en nuestra realidad argentina”.

En agosto de 2002 el Arzobispo de Buenos Aires, Cardenal Jorge Mario Bergoglio, le hizo entrega del premio “Juntos Educar” cuyo sentido es “alentar y promover modelos de nuestra sociedad para acercarlos a los niños y los jóvenes de nuestra Ciudad”.

Obra

Dos Canciones, ("plaquette", 1941).

Del Ímpetu Dichoso, (1.ª edición, 1942); 1.er Premio Municipal de Literatura de Buenos Aires; (2.ª edición, 1944).

Campo Sur, (1.ª edición, 1952, 2.ª edición, 1954).

Las Antorchas, (1954).

Tres Poemas Paternales, ("plaquette", 1960).

Cada Día su Pena, (1960).

El Leño Verde, (1960).

Santos Vega y Campos Sur, (1967).

El Santito Ceferino Namuncurá, (1968, 2.ª edición, 2007); con prólogo del Cardenal Jorge M. Bergoglio.

Testimonio Cristiano, (1.ª edición, 1982, 2.ª edición, 2007).

Poesía Política, aquí y ahora, (1982).

Del Amor para Siempre, (1983).

Obra Poética, (Antología, 1985).

Memorial de los Días, (1990).

De las cosas que pasaron cuando nació Nuestro Señor Jesucristo, (1992); con prólogo del Cardenal Antonio Quarracino.

Celebración del Santísimo Sacramento del Matrimonio y Cantos de Amor a Elena, (1996).

De los Tiempos del Eclesiastés, (1997).

Poesía Religiosa, (Antología, 1999).

Cántico del Gran Jubileo, ("plaquette" 2000).

Poesía, (Antología, 2001).

Poesías Navideñas, (CD, 2003, con música de su hijo, José Luis Castiñeira de Dios).

Poesía de un Militante, (2007).

Obra "1938-2008", (Universidad Nacional de Lanús, 2009).

En Loor de San Martín y los Patriotas de mayo de 1810, (2011).

De Cara a la Vida (prosa), (2013).

Don Orione en la conciencia social de los argentinos. Un hombre del pueblo para el pueblo (prosa), (2014).

Referencias

Volver arriba ↑ Télam

↑ Saltar a: a b c d e f «José María Castiñeira de Dios». Academia Argentina de Letras. Consultado el 27 de abril de 2015.

Volver arriba ↑ «José María Castiñeira de Dios, un siglo de vida intensa, comprometida y cargada de sentido». Punto Uno. 21 de septiembre de 2014. Consultado el 27 de abril de 2015.

Volver arriba ↑ http://www.lanacion.com.ar/1789723-jose-maria-castineira-de-dios-poeta-y-militante-fundacional-del-pj

Volver arriba ↑ http://noticias.terra.com.ar/argentina/murio-el-poeta-jose-maria-castineira-de-dios,2f2c51045aaf3d1728c659e8cff01fb6rf2qRCRD.html

Volver arriba ↑ http://www.telam.com.ar/notas/201505/103715-literatura-jose-maria-castineira-de-dios-fallecimiento.html

Volver arriba ↑ http://www.lanacion.com.ar/1789723-jose-maria-castineira-de-dios-poeta-y-militante-fundacional-del-pj

Volver arriba ↑ http://www.lanacion.com.ar/1789723-jose-maria-castineira-de-dios-poeta-y-militante-fundacional-del-pj

Volver arriba ↑ «El poeta fueguino José María Castiñeira de Dios fue distinguido en el Senado». Sur 54. 1 de diciembre de 2014. Consultado el 27 de abril de 2015.

Categorías: Nacidos en 1920Fallecidos en 2015Argentinos de ascendencia españolaArgentinos de ascendencia gallegaExiliados de la Revolución LibertadoraCultura de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico SurEscritores de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico SurEscritores en español del siglo XXMiembros de la Academia Argentina de LetrasPeronistasPoetas de Argentina del siglo XXUshuaiensesCaballeros de la Orden de Isabel la CatólicaGrandes cruces de la Orden del Mérito Civil. 


 

 

 

 


 

FUENTE: INSTITUTO NACIONAL JUAN DOMINGO PERON

EN: www.jdperon.gov.ar

 3 may, 2015

 En el día de ayer falleció José María Castiñeira de Dios, poeta y militante peronista.

Había nacido en Ushuaia, la ciudad más austral del mundo y a los siete años, se había mudado con su familia a Tres Picos, pueblo de la provincia de Buenos Aires que tanto amaba.

Hijo de una familia de humildes inmigrantes gallegos, la pampa marcó su vida con sus campos verdes, su cielo cubierto de estrellas y su arroyo Napostá.

La quiebra del almacén, sostén del matrimonio con sus cinco hijos varones, lo trajo a la Capital. Quiso el destino que su maestro de la escuela de la calle Trelles fuera don Leopoldo Marechal, que lo tomó como a su discípulo preferido y lo encaminó en el mundo de las Letras.

Ya laureado con el premio municipal de literatura, se unió a la gesta del coronel Juan Domingo Perón el 10 de octubre de 1947: integró la Junta pro candidatura del Coronel Perón con el carnet número 42.

Sería imposible resumir su vida en estas líneas pero vale decir que publicó más de quince libros de poesía, fue Académico de las Academias de Letras, de Periodismo y del Instituto Nacional Sanmartiniano; secretario de Cultura de la Nación, Secretario de Prensa de la Nación, Secretario de Ética Pública, Director de la Biblioteca Nacional, Presidente de la SADE, ejecutivo de empresas, que integró el Comando Táctico de la Resistencia Peronista, la Revolución del 9 de junio de 1946, la primera Ayuda a Familiares de Presos Políticos; fue Director de las revistas Huella, LYRA , Director del diario La Voz, Presidente de la Comisión de Cultura de UNESCO y de OEA, Asesor Cultural de la CGT, Director de la Fundación Ayuda Social María Eva Duarte de Perón, Miembro de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos y que recibió todo tipo de distinciones académicas de parte de gobiernos extranjeros.

Tuvo una larga y fructífera vida, bien vivida, con su esposa, sus hijos, nietos y bisnietos y la muerte lo encontró escribiendo un relato sobre los hechos de los que había sido testigo.

Lúcido hasta su último día entre nosotros, vivió intensa y apasionadamente su vocación de poeta, su fé católica y su militancia peronista.

Para despedirlo, reproducimos dos de sus poemas acerca de este nuevo viaje que acaba de emprender.

 

DEL BUEN AMOR (III)

 

Quiero que estemos juntos al final del camino

y que armemos la casa de amor en la otra vida

exactamente igual a esta vida vivida,

como si repitiera sus líneas el destino.

 

Y quiero que arribemos tomados de la mano

-tal como recorrimos la feria de los días,

livianos de presagios, pesares y alegrías-

ante el rostro de Dios, nuestro amigo y hermano.

 

Quiero que todo sea simplemente un viaje,

sin llamadas de urgencia ni peso de equipaje,

con las almas en vela navegando hacia Dios;

 

y mientras llega el día de partir, no me dejes

ni un minuto, tan sólo, ni un minuto te alejes,

porque yo no podría despertarme sin vos.

 

 

 

PERO YO ESTARÉ LEJOS…

 Hoy, mañana, o al fin, como cualquiera

voy a morir, tan sorpresivamente

que hasta mi pobre corazón ardiente

se enterará después de que me muera

 

Fuera de mí, con toda el alma afuera,

proclamaré la vida entre la gente,

libre ya de este cuerpo penitente,

del sueño, la ilusión y la quimera.

 

Más tarde, en un velorio de vecinos

vendrán, con sus coronas de ternura,

los amigos de todos los caminos

 

y llorarán, según me vayan viendo,

y harán memoria de mi vida oscura.

Pero yo estaré lejos, sonriendo.-

¡Hasta siempre, querido Compañero!

 ------------------------

 

 

FUENTE: DIARIO CLARIN. En: www.clarín.com

02-05-15

 

 

Murió el creador de la frase "Volveré y seré millones"

José María Castiñeira de Dios tenía 95 años.Fue poeta y funcionario con Perón y con Menem. "Volveré y seré millones" es un verso de un poema suyo.

 

 Una vida peronista. Castiñeira de Dios fue uno de los que presentaron "La razón de mi vida". / Hernán Rojas

           

A los 95 años, murió ayer José María Castiñeira de Dios. Se puede decir que era poeta y que era peronista. O se puede decir directamente que de un poema suyo nació la frase “Volveré y seré millones”, que se atribuyó a Eva Perón. Tuvo una larga trayectoria como funcionario durante los gobiernos de Juan Perón y de Carlos Menem, como Secretario de Estado de Prensa y Difusión, Secretario de Cultura de la Nación y Director de la Biblioteca Nacional. También fue nombrado Académico Honorario de la Academia Argentina de Letras, fue presidente de la Sociedad Argentina de Escritores y Director del Fondo Nacional de las Artes.

 

Castiñeira de Dios había nacido en Ushuaia el 30 de marzo de 1920. A los 18 años publicó su primer libro de poesía y a los 22 ganó el primer Premio Municipal de Literatura de Buenos Aires, por Del Impetu Dichoso, una de sus primeras obras.

 

“José María fue uno de los fundadores del grupo de poetas que iba todas las semanas a la residencia presidencial para leer poesía frente a Evita –recuerda el escritor Horacio Salas–. Eran un grupo de 15 o 20 intelectuales que iban a cenar y después se leía”. Castiñeira fue uno de los que presentaron La Razón de mi vida.

 

Esos encuentros fueron seguramente la inspiración de la histórica frase de Evita (ver Eva Perón...). “Fue un peronista completo. Aunque no estuviera de acuerdo en algo con el movimiento, no lo decía. No lo hacía por alcahuete sino por convencimiento de que así era la política”, dice Salas.

 

En 1945 presidió la Junta Pro-Candidatura de Perón, y su primer cargo en el primer gobierno de Perón fue el de subsecretario de Cultura de la Nación. En esa época también fue presidente del Instituto Nacional Sanmartiniano.

 

“A Castiñeira lo trataron mal porque reconocía que era católico. Eso en el peronismo del año 54 era una contradicción. Si Perón no estaba con la Iglesia, cómo José María iba a estar con la Iglesia?”, dice Salas. “Hubo muy pocos poetas católicos, él fue uno de ellos y de los importantes”.

 

Después del golpe de 1955 fue designado por Perón miembro del Comando Táctico en la Resistencia. Pero su actividad estuvo ligada a la publicidad: fue director de marketing de la agencia Marketing Mc Cann-Erickson y asesoró a varias empresas en temas de relaciones públicas y marketing.

 

A partir de 1973, con la vuelta de Perón (Castiñeira estuvo en el vuelo que lo trajo desde Roma), fue secretario de Prensa y Difusión y volvió a tener cargos importantes en distintos gobiernos peronistas.

 

“Es un pedazo de historia del peronismo”, dijo Julio Bárbaro. “Yo estaba peleado con el viejo. Antes de que Menem le diera la Biblioteca Nacional, yo se la había ofrecido a Bioy Casares. Para ellos fue como una traición, para mí era la búsqueda de la Unidad. Pero es sin dudas uno de los últimos apellidos ligados directamente a Perón que quedaba vivo”.

 

Cuando asumió Menem en 1989, fue director de la Biblioteca Nacional y en 1991 fue Secretario de Cultura. También fue el titular de la Oficina de Etica Pública, que se creó durante la segunda presidencia de Carlos Menem. Su hijo, José Luis, fue Director Nacional de Artes con este gobierno, hasta junio del año pasado.

 

La Universidad Nacional de Lanús editó su obra completa de poesía, en un tomo único titulado Obra, 1938 - 2008.

 

“La vida, mi larga vida, no había pasado en vano”, dijo alguna vez. Sus restos serán velados en Malabia 1662, desde hoy a las 15 y hasta las 10 horas de mañana.

 

 

 

 

RÉQUIEM PARA JUAN DOMINGO PERÓN

De José María Castiñeira de Dios

 La noche tiene el peso de una lágrima inmensa

y el color de una pena que jamás conocimos.

Hemos quedado en medio de esta muerte

como niños perdidos Dios sabe en qué caminos.

 

La pena nos hermana; y al mirarnos los ojos

vemos en otros ojos un dolor compartido.

Bajo el aire cruzado de la noche y la lluvia,

se acongoja en los rostros una angustia sin gritos.

 

Es como si de pronto, bajo el arco del cielo,

la Patria se nos fuera muriendo entre los cirios.

Todo el dolor del mundo se arrodilla en nosotros

en esta noche oscura del destino argentino.

 

Hierático en la muerte, como no lo fue en vida,

contemple, General, un dolor sin consuelo.

Esta ha de ser la gloria que Dios brinda a los justos,

merecer en la tierra las lágrimas del Pueblo.

 

¿Acaso no supimos que su muerte

sería como un tajo implacable,

partiendo en dos el tiempo?

 

¿O, tal vez, no quisimos pensar en este instante

para cerrar los ojos al designio del Cielo?

¿O, quizás, no creímos que Dios lo llevaría

así desencarnado, como nos fue devuelto?

 

En la noche enlutada tan sólo nos responden,

con su idioma cifrado, los llantos y el silencio.

Aquí están, nuevamente, las antorchas de octubre

quemándose en el llanto de los descamisados.

 

Y los héroes del Pueblo, mártires de su causa,

vigías imperiosos de su claro mandato.

Y están quienes negaron su divisa y su empresa;

y están quienes cercaron su exilio solitario.

 

Reunidos por la muerte, juntos

y en una misma soledad hermanados.

¿Cuántos seremos dignos de su vida y su muerte?

¿Cuántos seremos fieles a este sueño truncado?

 

La Patria está expectante, como recién nacida,

y el destino la mira con sus ojos llagados.

Más allá de su muerte, la Patria es una espera

desbordante de enigmas y de augurios preñada.

 

Más allá de su vida, la Patria es un mandato,

una lucha creciente, una clara esperanza.

¿Qué haremos sin su guía con esta Patria huérfana?

¿Qué haremos sin su rumbo con la Patria acosada?

 

Si la muerte del padre fortalece a los hijos,

no habrá maldad del mundo que pueda avasallarla.

Estará para siempre coronada de gloria,

más libre en su grandeza, más justa y soberana.

 

¡Qué Dios nos lo demande si cedemos un paso;

la Patria es la fatiga de una eterna batalla!

Duerma, mi General, en las manos del Cielo

y en este amor unánime del Pueblo que lo llora.

 

Descanse para siempre, después de tanta lucha,

de exilios, de amarguras y pruebas dolorosas.

Ha llegado la hora de estar solo y alzarse

como un mástil de fuego sobre el haz de la tierra.

 

Ha llegado el momento de ser, multiplicado,

la causa y el destino de una lucha gloriosa.

Porque fuimos sus fieles, seremos sus custodios,

unidos por la fuerza vital de su memoria.

 

Porque somos su pueblo, seremos su milicia,

hasta que rompa el alba de la nueva victoria.

------------

 

 

Jose Maria , autor del Réquiem a Juan Domingo Perón supo manifestar que le fue dictado por el dolor que causó a los argentinos la muerte del General, hace mas de 30 años.

 

También a un verso de Castiñeira de Dios pertenece la frase volveré y seré millones, tantas veces atribuida a Evita.

 

 

Dice, desde el Cielo

"Volveré y seré millones"

 

Aunque la muerte me tiene

presa entre sus cerrazones

Yo volveré de la muerte,

volveré y seré millones.

 

Yo he de volver, como el día,

para que el amor no muera,

con Peron en mi bandera,

con el pueblo en mi alegría.

¿qué pasó en la tierra mía

desgarrada de aflicciones?

¿Por qué están las ilusiones

quebradas de mis hermanos?

Cuando se junten sus manos

volveré y seré millones.

 

Pido un lugar en tu pecho

y aunque lo tengo ya sé

que me das lo que se ve:

sólo un corazón deshecho.

¡Tanto es el mal que te han hecho,

mi pueblo, con sus traiciones

que claman los corazones

y me llaman y ya voy,

desde la muerte en que estoy

presa entre sus cerrazones.

 

Tantos rostros, tanta pena,

tanta espiga de dolor

y la vida alrededor

con su cepo de condena.

Ya tu suerte me enajena,

pueblo mío, y me sostiene

sólo el amor con que viene

tu llamado hasta mi ausencia;

yo volveré a la querencia

aunque la muerte me tiene.

 

Yo he de volver, como sea,

junto al pueblo dolorido,

con mi fervor encendido

convertido en una tea

Y sin que nadie me vea,

sin que el opresor se alerte

no el cancerbero despierte

ventearé casa por casa;

para reavivar la brasa

yo volveré de la muerte.

 

Toda mi vida es un río

que anda rodeando la tierra

con ese pendón de guerra

que sólo al pueblo confío.

¡Mi pueblo, este signo mío,

este amor sin más razones!

Presa entre sus cerrazones

y porque soy libre y fuerte,

yo volveré de la muerte,

volveré y seré millones.

 

 

 

---------

 






Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su mensaje:

 
  Hoy 19185 visitantes¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=