Centro de estudios peronista José Armando Gonzáles - Ateneo: Nelly A. Moscheni de Gonzáles. Fundado el 08-10-2011.
  La Cultura en la Concepción Peronista
 

 

 

Centro  de  Estudios  Peronista:  José  Armando  Gonzáles

Ateneo:  Nelly  A.  Moscheni  de  Gonzáles

Fundado el 08 – 10 – 2.011

 

 

LA CULTURA EN LA CONCEPCIÓN PERONISTA

 

 

FUENTE: En Facebook de:

LUIS GOTTE.

CENTRO DE ESTUDIOS DR. RAMÓN CARRILLO.

MAR DEL PLATA

E-MAIl: doctrinacarrillo@hotmail.com

 

LA CULTURA EN LA CONCEPCIÓN PERONISTA.

 

Instituir la CULTURA como un DERECHO humano, como DEBER del Estado y RESPONSABILIDAD de los actores civiles, sindicales y empresariales. Comprender que la CULTURA es una herramienta de COHESIÓN social y de construcción de identidad, por lo que implica una visión y una concepción para una COMUNIDAD ORGANIZADA, fundamentada en el reconocimiento de la CULTURA como eje transversal en el desarrollo de las políticas sociales y culturales de un gobierno.

 

La importancia de una POLÍTICA CULTURAL es estratégica para la integración de nuestra sociedad en la etapa del UNIVERSALISMO en que estamos ingresando.

 

“…el itinerario es inexorable, y tenemos que prepararnos para recorrerlo. Y aunque ello parezca contradictorio, tal evento nos exige desarrollar desde ya un profundo nacionalismo cultural como única manera de fortificar el ser nacional para preservarlo con individualidad propia en las etapas que se avecinan” (Juan Perón, La Hora de los Pueblos).

 

No solo la cultura y el arte son de real importancia en la vida de una sociedad, también la LECTURA debe ser asumida como un componente de la acción cultural del Estado al brindar espacios a los niños y jóvenes, permitiendo el cultivo de nuestra lengua, en el buen decir, en la expresión correcta. La lectura es una de las vías de acceso al conocimiento, aprendiendo a leer debidamente, aumentamos nuestro vocabulario y mejoramos nuestra capacidad expresiva. Todo esto, sin duda, resulta de una gran ventaja no solo para el sujeto, también para una mejor calidad de vida de nuestra comunidad.

 

La dimensión del impulso cultural debe constituir un principio rector de toda política estatal y debiera tener como eje fundamental el reconocimiento de la diversidad y la generación de condiciones favorables que fortalezcan nuestra identidad local.

 

En el Derecho Internacional, la CULTURA es considerada como un derecho humano fundamental y una obligación de los gobiernos de propiciar condiciones para su desarrollo y florecimiento (Artículo 27, fracción I de la Carta Internacional de Derechos Humanos); como en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales en su Art. 15, donde se reconoce el derecho a todas las personas a participar en la vida cultural.

 

A partir de este momento la cultura se convierte en un derecho de todo ciudadano y en un deber del Estado en brindar los espacios y diseñar acciones para su desarrollo.

 

La Constitución Justicialista de 1949 amparaba estos derechos en su Capítulo III: Derechos del trabajador, de la familia, de la ancianidad y de la educación y la cultura en su art. 37. Le daba rango constitucional.

 

En la Constitución actual -1994- no hay nada parecido, solo su art. 75 hace una leve mención de la palabra cultura. Y en la Constitución de la Provincia de Bs. As. solo hace referencia en su Sección octava, arts. 198 al 205, a la educación y la palabra “cultura” solo es mencionada como título de dicha sección. Será por eso que en la administración del gobierno provincial es tan sólo una subsecretaría?

 

“La cultura es determinante de la felicidad de los pueblos porque por cultura debe entenderse no solo la preparación moral y arma de combate para sostener la posición de cada hombre y mujer en la lucha cotidiana, sino instrumento indispensable para que la vida política se desarrolle con tolerancia, honestidad y comprensión. Queremos una cultura para el pueblo, queremos que la cultura esté al alcance de todos los seres humanos de este pueblo, para que así cada uno pueda ser artífice de su propio destino. La gestación de nuestra cultura nacional resultará de una herencia tanto europea como específicamente americana, pues no hay cultura que se constituya desde la nada, pero deberá tomar centralmente en cuenta los valores que emanan de la historia específica e irreductible de nuestra patria. Muchos de tales valores se han concretado en la cultura popular, que, como todo lo que proviene de la libre creación del pueblo, no puede menos que ser verdadera. Dirigir nuestra mirada a esos valores, intrínsecamente autóctonos, no significa tampoco precipitarnos en un folklorismo chabacano, que nuestro pueblo no merece, sino lograr una integración creativa entre la cultura mal llamada superior y los principios más auténticos y profundos de esa inagotable vertiente creativa que es la cultura de un pueblo en búsqueda de su identidad y su doctrina” (Juan Perón).

 

LUIS E. GOTTE.

CENTRO DE ESTUDIOS DR. RAMÓN CARRILLO.

MAR DEL PLATA.






Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su mensaje:

 
  Hoy 20516 visitantes¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=